Libros fiscales

El autónomo o empresario debe llevar siempre una contabilidad de acuerdo a lo que establece nuestro Código de Comercio, es decir hay que anotar todo lo que ocurre en nuestra actividad, lo que llamaríamos una contabilidad ordenada.

Independientemente de este imperativo legal cualquier emprendedor, empresario o autónomo debería tener mínima formación contable ya que puede ser la clave para conocer los puntos fuertes y débiles de nuestra actividad, eso o contar con un buen servicio de asesoría contable y fiscal.

Es recomendable tener formación contable en esta materia, para ello podemos acceder a numerosos recursos como son los cursos de contabilidad gratis online.

Además existen números programas de contabilidad de carácter gratuito que nos permiten llevar la contabilidad de nuestra empresa como puede ser el conocido Contasol.

Contabilidad para Autónomos

Las empresas y los autónomos en estimación directa normal deben llevar siempre obligatoriamente los siguientes libros contables obligatorios:

  • Libro diario
  • Libro de Cuentas Anuales.

Cuando el autónomo realiza estimación directa simplificada esto no es necesario, si bien es recomendable que también los haga, no obstante queda obligado exclusivamente a llevar los libros de carácter fiscal.

Estos libros de carácter fiscal también son obligatorios para las empresas y autónomos en estimación directa, si bien un programa de contabilidad como el Contasol los genera automáticamente desde los asientos contables diarios que introduzcamos.

Para empezar puedes utilizar sencillas hojas de Excel, los libros de carácter fiscal obligatorios son los siguientes:

 

Libro de facturas emitidas.

 

En este libro debes registrar las facturas que emitas a tus clientes, debes contabilizarlas por orden cronológico y con una numeración correlativa.

Cada apunte debe contener la fecha de emisión de la factura, su número, los datos del cliente (Razón social y CIF), la base imponible del IVA, porcentaje  y cuota de este impuesto.

 

Libro de facturas recibidas.

 

Es igual que el anterior pero en relación con los gastos y consumos que recibimos, es decir el detalle de los proveedores y acreedores de nuestro negocio.

 

Libro de bienes de inversión.

 

Libro donde registraremos las inversiones que realizamos en nuestra empresa, por ejemplo la compra de un ordenador o mobiliario para realizar nuestra actividad, también la compra de una página web.

Este libro es obligatorio para aquellos profesionales o empresas que estén sujetos a prorrata de IVA, la prorrata de IVA se aplica cuando se realizan operaciones no sujetas o exentas con operaciones sujetas.

Aunque este libro solo sea obligatorio para sujetos que apliquen la prorrata de IVA, es recomendable llevarlo para tener un control de nuestros bienes de inversión y hará más fácil aplicar las correspondientes amortizaciones contables.

 

Libro de operaciones intracomunitarias.

 

Se recogen las operaciones de carácter intracomunitario que realice una sociedad con residencia española, por ejemplo operaciones con google Adsense, Amazon o facebook.

Para un emprendedor digital, este libro es de suma importancia.