11

El impuesto de sucesiones y donaciones se aplica a los herederos que aceptan o reciben una herencia (mortis causa), y a los donatarios que reciba una donación (inter vivos).

La normativa de la Comunidad de Madrid se aplicará a aquellas herencias donde el causante o fallecido tenga su residencia habitual en esta Comunidad, con independencia donde residan los herederos.

En el caso de las donaciones, es decir, transmisiones inter vivos, el impuesto sí se aplicará a los donatarios que residan en Madrid. También si la donación es un inmueble ubicado en esta Comunidad.

Para determinar la residencia habitual, tendremos en cuenta el lugar donde hayamos residido más tiempo en los últimos cinco años.

Cálculo del impuesto.

 

En primer lugar, tenemos que determinar el valor de los bienes y derechos recibidos, a estos valores habrá que restar las deudas y gastos deducibles que lleven implícitos, y que también recibamos.

La cantidad resultante se imputará a cada heredero según lo establecido en el testamento o la normativa legal caso de que no haya testamento.

En el supuesto de que se cobre un seguro de vida habrá que incluirlo también en la base imponible del impuesto.

Así cada heredero realizará su correspondiente liquidación por este impuesto, donde podrá aplicarse las reducciones que establece la Comunidad de Madrid.

Reducciones en Madrid más importantes.

 

GRUPO I

Descendientes o adoptados (hijos, nietos si no viven el padre o madre consanguíneo).  Reducción 16.000 €

Descendiente o adoptados menor de 21 años. Reducción 4.000 € por año que les falte para cumplir esta edad con el límite de 48.000 €.

Por ejemplo. Un hijo de 18 años, tendrá derecho a una reducción de [21 -18 = 3 años * 4.000] 12.000 € más la primera que hemos visto de 16.000 €. Total 28.000 €.

GRUPO II

Cónyuges, ascendientes y adoptantes (padres y abuelos). Reducción de 16.000 €

GRUPO III.

Colaterales de segundo y tercer grado (hermanos, sobrinos, nietos si viven los padres consanguíneos). Reducción 8.000 €

Ascendientes y descendientes por afinidad (suegros, yerno, nuera, cuñados). Reducción 8.000 €

GRUPO IV.

Descendientes colaterales de 4º grado o más y extraños no se contempla ninguna reducción.

Aplicadas las reducciones que procedan a la cantidad resultante le aplicaremos la tarifa o tipo del impuesto, tendremos la cuota íntegra.

A esta cuota íntegra se le aplica un coeficiente multiplicador, que nos dará la cuota tributaria.

Bonificaciones en la cuota del impuesto.

 

En la Comunidad de Madrid, el 99% de la cuota tributaria está exenta o bonificada cuando se trate de familiares de primer grado del fallecido (hijos, nietos donde el padre o madre consanguíneo haya fallecido, padres o ascendentes) o del cónyuge o pareja de hecho del causante.

A partir de enero del 2.019 para los fallecimientos que se produzcan:

  • Si los herederos son hermanos, existe una bonificación del 15%.
  • Si los herederos son tíos o sobrinos, existe una bonificación del 10%.

La Comunidad de Madrid tiene más reducciones en la base imponible para personas con discapacidad, cónyuge mayor de 65 años o si se trata de bienes de Patrimonio Histórico.

Es recomendable ponerse en manos de un experto en temas de herencias, ya que son muchas las peculiaridades existentes y máxime cuando el testamento tiene difícil interpretación o no existe.

Además la valoración de los bienes de una herencia cuando hay entregas diferentes al dinero, requiere de asesoramiento realizado por expertos en esta materia.

Plazo para la presentación.

 

Hay un plazo de seis meses desde la fecha del fallecimiento del causante.

Antes de que finalice el quinto mes del plazo anterior, se puede solicitar una prorroga para la presentación de este impuesto, que establece en otro plazo adicional de seis meses más.

La prorroga comienza a computarse desde el sexto mes que finaliza el plazo original, y conlleva el devengo de intereses de demora a favor de la Administración Tributaria.

Lugar de Presentación.

 

Se puede presentar in situ en la Dirección General de Tributos de la Comunidad de Madrid, sita en Paseo del General Martínez Campos 30, 1ª.

También existen oficinas liquidadoras por toda la Comunidad de Madrid. Concretamente 24 Oficinas.

Documentación que se debe aportar.

 

Se debe presentar en el modelo 650, la Comunidad de Madrid facilita una aplicación informática para confeccionarlo.

Junto con la declaración que genera este modelo, se debe acompañar copia del:

  • Certificado defunción del fallecido o causante. Se saca en el Registro Civil que está en la calle Pradillo, 66 de Madrid.
  • Testamento autorizado o en su defecto declaración de herederos, así como la escritura de aceptación de la herencia.
  • Certificado Actos de Última Voluntad expedido por el Registro general situado en la Plaza Jacinto Benavente, 3 de Madrid.
  • Caso de que se integren en la base imponible del impuesto seguro de vida, se necesita certificado del Registro de Contratos de cobertura de Seguro para fallecimiento.
  • Caso de que se integren bienes inmuebles en la base imponible, se necesita título de adquisición del inmueble y recibo del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) para ver la referencia catastral.
  • Fotocopias de los documentos de identidad del fallecido y herederos.
  • Cualquier otra documentación que la Administración requiera para la liquidación del impuesto.

En este punto nos permitimos recordar que es importante la confección de un testamento previo, ya que la falta de él, conlleva realizar ante notario una declaración de herederos, que generalmente tiene un coste muy superior, casi tres veces más.